Breve historia sobre la depilación

Breve historia sobre la depilación

epilation-a-la-cire-34Prehistoria. La historia de la depilación se remonta a la era de las cavernas. En cuevas prehistóricas se han encontrado evidencias de que los hombres de esa época utilizaban instrumentos para depilarse. Hacían  uso de piedras y otros elementos filosos para quitarse el vello y pelo. Parece ser que el motivo era por un lado impedir que los excesos de cabello los hicieran más vulnerables frente a animales depredadores y por otro lado habrían hallado una cura natural contra las pestes, puesto que los habitantes con menos cantidad de pelo parecían verse menos afectados por ciertas enfermedades.

Durante la Edad Antigua hay constancia de que en muchas culturas la depilación era habitual.

En el antiguo Egipto las mujeres usaban cremas depilatorias hechas con la sangre de animales, tortugas, gusanos o la grasa del hipopótamo y ceras elaboradas con azúcar, agua, limón, aceite y miel.

En Grecia los griegos consideraban que un cuerpo depilado era el ideal de la belleza como demuestra las esculturas de la época en las que los cuerpos femeninos están depilados y sin vello púbico. Para depilarse usaban velas, piedra pómez, ceras elaboradas con sangre de animal, resinas y minerales. Y las cortesanas usaban crema depilatoria llamada “dropa” compuesta de vinagre y tierra de Chipre.

En Roma las mujeres también se depilaban para estar bellas y comenzaban a depilarse el vello púbico en la adolescencia. Utilizaban pinzas llamadas “volsella” , “dropax” y ceras a base de resinas. En los baños públicos destinaban cuartos para la depilación. Y  en los prostíbulos habían esclavos especializados “alipilarius” que depilaban el vello púbico de las cortesanas.

En la India , además de utilizar técnicas similares, se usaba la técnica del hilo.

Los musulmanes, según el Sunnah, deben depilarse para mantener su cuerpo limpio. Las mujeres se depilaban el pubis y las axilas utilizando sobre todo la técnica del hilo.

También en China, los turcos, judíos y pueblos de América utilizaban métodos diversos para depilar.

Durante la Edad media las pinturas de la época muestran la moda de depilarse las cejas, el nacimiento del cabello, las sienes y las patillas para ensanchar la frente. Utilizaban una pasta que contenía cal viva y  arsénico para depilarse las cejas.

Durante el Renacimiento utilizaban vendas impregnadas en vinagres y aceites. También utilizan pinzas y navajas. Los artistas retrataban a mujeres con poco a nada de vello púbico (como se ve en los cuadros  “ Tres Gracias” de Rubens y “Nacimiento de Venus” de Boticcelli).

Vemos pues, que a lo largo de la historia se han utilizado diversas técnicas bastante semejantes  para depilar el vello  hasta que en el  siglo XVIII, Jean Jackes Perret, barbero francés, creo la primera maquinilla de afeitar. A partir de entonces las técnicas para depilar empezaron a desarrollarse cada vez más rápidamente: en 1903 la primera maquinilla de afeitar con hojas intercambiables inventada por King Gillette; en 1920 se comienza a utilizar la cera como ahora la conocemos, preparada a base de cera de abejas, resina y parafina; en 1931 aparece la primera máquina de afeitar eléctrica; durante esta década también aparecen las primeras cremas depilatorias, que destruyen el pelo químicamente. En 1940 aparece la primera máquina de afeitar con dos cabezales inventada por Remington y causó verdadera sensación cuando anunció una afeitadora eléctrica diseñada expresamente para las mujeres. En esta década también se popularizó la Depilación Eléctrica (que todavía, hoy por hoy, sigue siendo totalmente efectivia sobre el pelo blanco); en 1994 el Dr Anderson y el Dr Grossmann utilizan un Laser Rubí de alta potencia por primera vez para eliminar el vello. Comienza entonces la era de la “fotodepilación” (que significa depilar con luz) Desde ese año 1994 hasta ahora la tecnología del Laser y  Luz Pulsada Intensa han tenido un desarrollo vertiginoso, y no es de extrañar puesto que hasta entonces el vello se eliminaba pero volvía a salir y con estas técnicas (junto con la Depilación eléctrica pero que es mucho más lenta) se puede garantizar que un alto porcentaje del vello tratado se elimina y no vuelve a aparecer.

Centrándonos propiamente en las terminologías: La depilación consiste en eliminar la parte visible del pelo (ej.: rasurado); mientras que la epilación consiste en la eliminación del pelo desde su raíz (ej.: cera).

La popularización del término depilación  ha hecho que no se haga ninguna distinción entre los dos métodos, por lo que se utiliza para referirse a ambos.

En cuanto a la Fotodepilación, ésta define la depilación que se realiza mediante la utilización de la luz (Foto=luz +depilación) Tal definición engloba dos técnicas: depilación láser o depilación mediante Luz Pulsada Intensa (IPL). La palabra LÁSER (LUZ AMPLIFICADA POR LA EMISIÓN ESTIMULADA DE RADIACIÓN) se emplea para identificar los aparatos o equipos, que son capaces de generar un tipo específico de radiación electromagnética, la luz láser. Los dispositivos de láser, son capaces de emitir una luz con determinadas características, que confieren unas propiedades, que les diferencian de otros tipos de luz: Unidireccionalidad: la luz láser, emite en línea recta, los fotones emitidos van en una dirección y prácticamente no divergen. Monocromática: tienen una única longitud de onda, es quizás una de sus principales características. Intensidad: permite focalizar la radiación en un solo punto, con una alta concentración de energía. Los principales Láser utilizados en depilación: ALEJANDRITA , con longitud de onda 755 nm;  DIODO con longitud de onda 800nm y NEODIMIO-YAG con longitud de onda 1064 nm. La LUZ PULSADA, se la conoce por su siglas IPL ( luz intensa pulsada) es una tecnología más reciente que el láser, desarrollada con finalidades dermocosméticas. La emisión de luz es a través de una lámpara, siendo la luz semejante a la de una linterna, en la que la luz se desplaza a todas las direcciones, esta luz puede ser filtrada y dirigida con un filtro de corte (cristal de zafiro) Longitud de onda de IPL variable; 560nm a 1200nm.

7153436547_cdfa853eee_t

Hoy en día ambos sistemas están ampliamente desarrollados, y ambos poseen sus argumentos de efectividad. A grandes rasgos podríamos decir que la luz pulsada es más versátil, ya que con un mismo equipo tenemos garantizado una gran variedad de tratamiento, cosa imposible con el Láser, que al tener un única longitud de onda, nos obliga a contar con una plataforma o varios equipos para poder abarcar todos los tratamientos. Gracias a la versatilidad del IPL, podemos, mediante filtros de corte, filtrar la luz y hacer distintas aplicaciones tanto al pelo, como a la piel, regulando también la energía aplicada. Por todo ello, la Fotodepilación con IPL permite depilar un mayor abanico de tipos de piel y vello.

Pero eso no debiera ser el único argumento para decantarse por una tecnología u otra.Ambas  son correctas y eficaces si se utilizan equipos fiables y se manipulan adecuadamente. Lo importante no es pues qué sistema escoger sino  que pesa más las características técnicas del sistema escogido así como la habilidad de la persona que realiza el tratamiento. Este último punto es primordial, pues los conocimientos en cuanto a características del vello y su crecimiento son esenciales para programar los equipos y obtener unos resultados óptimos sin riesgos.

En BENESTAR nos decidimos ya hace casi 8 años por la tecnología luz pulsada respaldada por ELLIPSE. En este tiempo hemos realizado más de 6000 tratamientos con éxito.  La gran mayoría de nuestros clientes vienen recomendados por clientes que se han realizado el tratamiento con nosotras o los mismos clientes que repiten el tratamiento en otra zona.

Además ELLIPSE lleva más de 15 años en el mercado y es de las pocas empresas en este campo que dispone de estudios clínicamente publicados que demuestren su efectividad.

2018-04-11T09:32:22+00:00
Simple Share Buttons